Mi foto
Nombre:
Lugar: Argentina

Un pobre diablo con internet y un poco de tiempo libre.

lunes, 26 de octubre de 2009

Sangriento asesinato en Empedrado

Una localidad conmocionada

Hombre de 54 años murió apuñalado en la madrugada del domingo. Dos de sus hijas confesaron la autoría intelectual. El asesino, un joven de 24 años, confesó y explicó las causas que lo llevaron perpetrar el hecho.

Ramón Vicente Barrios, conocido como “Ataque”, de 54 años fue apuñalado seis veces mientras se encontraba dormido en su domicilio en la madrugada del domingo en la localidad de Empedrado. El autor del hecho, Roberto Acevedo, de 24 años, pareja de una de las hijas de la victima, confesó la autoría y la complicidad de su novia y otra de las hijas de Barrios, según la madre del detenido. Las causas serían los maltratos y presuntos abusos sexuales que la victima infringía sus hijas.

“Todo fue premeditado, a mi hijo, ella- refiriéndose a la hija de 14 años de la victima -lo bombardeaba de mensajes a todo momento. Él me confesó que quería matar a Barrios, pero todo quedó como un juego. Hoy me entero de todo, ahora él se va comer muchos años en la cárcel por culpa de las hijas del tipo, que según el fiscal, son inimputables”, expresó la madre del joven Acevedo.

“El papá las maltrataba, abusaba de ellas, no las dejaba salir y todo eso se lo decía a mi hijo, le llenaba la cabeza. Ellas armaron todo. ¿Qué otra cosa me podía pasar a mi?”, dijo la madre del homicida.

“Ataque”, hacía unos años había quedado viudo por la muerte de su esposa. Con el tiempo algunas de sus hijas se fueron a vivir en casas separadas, pero las menores de catorce y dieciséis años se quedaron con él. Los abusos y maltratos llevaron a las jóvenes a planear todo.”Ellas les pedían un par de zapatillas y él les compraba alpargatas, se gastaba todo en la timba”, dijo una amiga de la victima.

“El sábado por la noche Vicente Barrios se dirigió a la casa de una señora donde se juntaban a jugar por dinero. Allí apuestan y beben en un ambiente familiar. Esa noche las jóvenes fueron a dormir a la casa de un familiar”, expresó un amigo de la familia.

La vuelta a la casa fue como todas las madrugadas de domingo para “Ataque”. Llegó con tragos de más y, simplemente, se acostó a dormir, pero esta era la noche convenida. Al parecer, según testimonios de una de las primas de las jóvenes, la idea era darle un somnífero para evitar el dolor, pero la farmacia estaba cerrada y las hijas desistieron de la idea. La menor de catorce años fue la encargada de negociar con su novio el plan. “Tiene que ser esta noche porque mañana me voy a chaco y no sé cuando vuelvo”, dijo Acevedo según un familiar de la victima.

Alrededor de las tres de la mañana la menor de catorce años se dirigió a su casa, donde dormía su padre, sacó la llave del bolsillo y le abrió la puerta a su novio. La otra hermana se escondió y ella se retiró del lugar. Acevedo entró a la vivienda, ubicada en el barrio conocido como”Cromañón” cercano a la capilla Virgen de Itatí, y sin mediar palabras le dio seis puñaladas al padre de su novia en zona superior izquierda del tórax que le ocasionaron la muerte de manera instantánea, dejando el arma homicida, un cuchillo de 16 centímetros de hoja, incrustada en el cuerpo del a víctima.

Después, se retiró del lugar. Todo quedó macabramente en calma hasta poco después de las 9 de la mañana del domingo cuando las hijas volvieron al lugar del hecho con una coartada armada. La menor de las dos llamó a la policía que acudió inmediatamente a la vivienda y se encontró con una escena robada de los relatos de Hitchcock.

Tras el primer examen del médico forense el cuerpo de la víctima fue trasladado al hospital local y luego derivado a la capital de la provincia donde se lo sometió a la autopsia médico legal que es de rigor, de la cual, todavía no se dieron a conocer los resultados. Después de las pericias correspondientes, las menores junto con otras personas se dirigieron a la Comisaría de la localidad a prestar declaración. En ese momento confesaron el hecho. “Si son culpables tiene que pagar, nosotros no nos vamos a hacer cargo de ellas”, dijo un familiar de la víctima.

Inmediatamente la policía se dirigió a capturar a Roberto Acevedo que se encontraba en la Plazoleta Malvinas Argentinas, ubicada a veinte metros del domicilio de su madre, según el relato de uno de sus amigos. No presentó resistencia y se entregó. En la declaratoria, con la confesión de sus cómplices expuesta ante la policía, no pudo más que aceptar la autoría. El joven, quién tendría antecedentes penales, fue puesto a disposición de la Justicia. Mientras tanto permanecerá alojado en la dependencia local e incomunicado hasta que se decida su destino, informaron fuente policiales.

Los familiares de la victima y del victimario se encontraban anoche haciendo guardia en la Comisaría de Empedrado esperando la resolución de las actuaciones a seguir y la llegada de los restos mortales de Vicente Barrios para comenzar los servicios fúnebres.
Descargar texto


Recostada sobre la ventana, la niña de 14 años, mirando el cuerpo de su padre. Horas después confesaría el hecho. Foto Diario Época

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal